Seleccionar página

La montaña de Montserrat con su Monasterio es uno de los sitios más increíbles cerca de Barcelona para visitar. Un lugar lleno de mística y espiritualidad en un entorno natural espectacular que es venerado por la población local. En lo alto del macizo se levanta un espléndido Monasterio que da cobijo a la Virgen de Montserrat, patrona de la región de Cataluña.

Curiosamente la figura que representa a la virgen es de tez tostada, lo que les ha valido el sobrenombre de “La Moreneta”. La leyenda sitúa el hallazgo de la imagen de la Virgen de Montserrat hacia el año 880 y desde entonces es muy querida.

La montaña y el Monasterio de Santa María de Montserrat acogen cada año un buen número de visitantes de todo el mundo que no quieren dejar pasar la ocasión de realizar una escapada a Monserrat desde Barcelona. Se puede visitar todo el año y vivir una jornada única memorable ya se trate de un tour o excursión de medio día a Monserrat o de un programa más completo. En Montserrat los visitantes pueden encontrar una buena selección de restaurantes, tiendas, museo y todos los servicios que precisen, también alojamiento al lado del santuario.

Se puede llegar a Montserrat de muchas maneras, por carretera viajando en autobús o coche privado, en el simpático Tren Cremallera o volando con el Aeri de Montserrat. El tiempo de viaje de Barcelona a Montserrat toma casi una hora de tiempo y discurre por un paisaje de gran belleza en la provincia de Barcelona. Antes de un viaje o la contratación de un tour es interesante conocer los horarios de las principales atracciones que uno puede encontrar en Montserrat.

Monasterio de Montserrat

Desde Barcelona parten muchos tours en dirección a Montserrat para conocer el lugar. Se puede contratar un tour de medio día a Montserrat (mañana o tarde) o un tour de día completo que son fantásticos. Permiten ver lo mejor de Montserrat en una forma concentrada.

Virgen de Montserrat

La Virgen de Montserrat fue encontrada por unos niños pastores en el año 880. Tras ver una luz en la montaña, los niños hallaron la imagen de la Virgen en el interior de una cueva. Desde entonce se venera en el Monasterio de Montserrat y es un símbolo para Cataluña.